Ante vosotros un ser oscuro y luminoso al tiempo, dominador como nadie de los entresijos del castillo de El Risco, donde recaló hace muchos años, triste perenne en busca de algún instante de dicha.

Recaló en el castillo merced al azar, a la mala suerte, a la maldad de los hombres o a todo ello junto. Pero lo cierto es que es la demostración, menuda y peligrosa, de cómo las personas nos adaptamos a las circuntanscias, por duras que estas sean.

Un pequeño gran elemento en estas novelas. Sus peripecias por Homeria demuestran que el triunfo de los seres minúsculos es posible, aunque sea camuflado con tantos golpes que, en ocasiones, su historia mueva a compasión, algo nunca buscado por él.

Como en anteriores ocasiones, ayudado por el gran https://www.facebook.com/angelzel.zelote, os presento a Fons Vidal, la sombra omnisciente de El Risco.

Eduardo Noriega

Eduardo Noriega

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad