Centenario del nacimiento de Delibes

Ayer me he enteré por ahí de que se cumplía el centenario del nacimiento de Delibes (se me olvidan los aniversarios cercanos, como para recordar otros…). Grande. Muy grande. Y no lo escribo por quedar bien. No suelen preocuparme esas cosas.
Delibes

Ayer me he enteré por ahí de que se cumplía el centenario del nacimiento de Delibes (se me olvidan los aniversarios cercanos, como para recordar otros…). Grande. Muy grande. Y no lo escribo por quedar bien. No suelen preocuparme esas cosas.

Recuerdo caminar en soledad, con Magdaleno en la mano, por la Castilla y el León inmensos que él retrató tan bien, y pensar en un hombre paseando por aquellos mismos lugares. Tal vez lo hiciera con una escopeta al hombro o un bastón en la mano, cogitando acerca de historias y personajes que más tarde plasmaría en sus relatos. Recuerdo también sentir envidia. En un terruño tan dado a la envidia como este nuestro, la de aquel día es de la menos mala. Al describir muchos de los parajes de ”El Libro Lacre”, quizá soñé llegar a ser como D. Miguel: uno de los mejores a la hora de plasmar negro blanco negro una tierra y los personajes que la hollan, la padecen, la gozan y, en definitiva, conforman principios de historias que acaban siendo grandes novelas. Como las suyas.

Felices lecturas.

Eduardo Noriega

Eduardo Noriega

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad