Beatrice Mongaut

Beatrice, “la condesita”, me gusta. Mucho. Es innegable. Cuando se lee cómo es Beatrice, acuden a mi cabeza las últimas generaciones, esas que pululan por nuestro mundo resignadas, quieran o no, a que vivirán peor que sus padres.

Nuestra sociedad es tan desalmada que les ha dicho que nunca alcanzarán para ellos mismos, por más que se esfuercen, el bienestar que sus padres les procuraron mientras vivían en casa. Una de las crueldades (del mal llamado “primer mundo”, claro) que nos llegan a través de las ondas y la fibra, tan real como mentirosa.

La Naturaleza no ha sido tan generosa en dones con Beatrice como con Mandoline. ¿Cómo se siente una joven, juzgada por los demás casi exclusivamente por su apariencia (algo demasiado actual), al saber que nunca alcanzará a rozar siquiera la hermosura que su a su madre le sobra? Incluso a mí me sucedió: escogí a la condesa para la portada. Ella ni se me pasó por la mente para ello (aunque por otras razones). Pero esto es así solamente en apariencia. Si mis personajes crecen, se relacionan y mutan, el suyo es uno de los que más lo hace. ¿O tal vez no cambia tanto y solamente lo hace la manera en que el lector se fija en ella? ¿O la manera en que yo la escribo?

En todo caso, Beatrice es una joven (para nosotros, una mujer ya en Homeria) que, sin quererlo, pero perfectamente consciente de cuanto hace, se enfrenta a las convenciones de su mundo. Usa para tal fin las armas que cree más adecuadas y poco a poco, apenas sin advertirlo, va ganando en su lucha.

Con vosotros, gracias a https://www.facebook.com/angelzel.zelote, Beatrice, hija mayor de los condes Mongaut. Felices lecturas.

Eduardo Noriega

Eduardo Noriega

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mis libros

Últimos post

Natural de San Vicente de la Barquera, Cantabria, de las leonesas tierras del Órbigo y de otras partes del mundo por donde he ido dando tumbos…

Sígueme

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: